Clínicas de metadona: acabar con el estigma y el control social  (2022)

En la década de 1930, la empresa alemana I.G. Farben buscaba una solución a la escasez de opio y a la incapacidad de la compañía para crear nuevos analgésicos. La empresa encontró la solución en un producto químico llamado entonces Dolophine.

Clínicas de metadona: acabar con el estigma y el control social (1)

Ahora llamado metadona (Methadose, Diskets), circuló una leyenda urbana según la cual la Dolofina llevaba el nombre de Adolf Hitler. Este rumor no debería sorprender, ya que parte de la mano de obra de I.G. Farben era mano de obra esclava del campo de exterminio de Auschwitz; y una de las filiales de I.G. Farben suministró el gas venenoso, Zyklon B, que mató a más de un millón de personas en cámaras de gas.

Pero en realidad la etiqueta Dolophine viene de la palabra latina “dolor”, que significa dolor, y la palabra francesa “fin” que significa “fin”. Se trataba de un medicamento que acababa con el dolor.

Desarrollo del tratamiento con metadona

Pero el dolor era sólo una de las cosas para las que se utilizaría la metadona. Después de la Segunda Guerra Mundial, el Centro de Investigación de Adicciones de la Granja de Narcóticos de EE.UU. (un centro penitenciario y de investigación financiado por el gobierno en Lexington, Kentucky, entre 1935 y 1974) probó la metadona en pacientes de heroína, proporcionando altos niveles del medicamento y luego retirándolo, para ver qué pasaba con los pacientes. Cuando se retiraba la metadona, los pacientes adictos continuaban con la abstinencia durante días o semanas.

Antes de la disponibilidad de la metadona, se utilizaban la codeína y la morfina para tratar la adicción a la heroína. Los investigadores vieron la superioridad de la metadona sobre los tratamientos anteriores. A mediados de la década de 1950, dos médicos estadounidenses -Vincent Dole y Marie Nyswander- desarrollaron el uso de la metadona como programa de mantenimiento.

(Video) Reversing the Stigma (Spanish)

Creyendo que la adicción a los opiáceos era una enfermedad crónica -más que un fracaso moral-, el Dr. Dole buscó un medicamento que sirviera a los adictos a los opiáceos del mismo modo que la insulina sirve a los diabéticos. Lo encontró en la metadona. La Dra. Nyswander investigó e informó sobre sus experiencias tratando de ayudar a los músicos de jazz adictos a liberarse de su adicción. Su colaboración era una pareja hecha en el cielo de la sanidad.

Por desgracia, la respuesta a este nuevo descubrimiento de que la metadona podía detener la enfermedad de la adicción no fue tan agradable. En el ámbito médico, las personas que impulsaban los modelos de tratamiento basado en la abstinencia y las que promovían el modelo de tratamiento asistido por medicación con metadona discutían con vehemencia sobre los objetivos y las metas.

En la izquierda, los Panteras Negras amenazaron con quemar las clínicas de metadona, porque ese método no abordaba las causas fundamentales de la adicción en la gente de color y los pobres: la pobreza, el racismo, la falta de acceso a la atención sanitaria y la opresión sistemática del capitalismo.

Pero la respuesta al tratamiento con metadona acabó por cambiar, con una ola menor de críticas y una ola creciente de aceptación.

Beneficios del tratamiento con metadona

A pesar de los rumores de que la metadona podía carcomer los huesos, destruir los dientes, arruinar los riñones y dañar el hígado, varios estudios realizados en la década de 1970 demostraron que no había ningún peligro para los consumidores de metadona a largo plazo. En la década de 1980, durante la epidemia de SIDA, aparecieron investigaciones que demostraban que los consumidores de metadona se seroconvertían en menor medida que los adictos activos que no usaban metadona. (tinyurl.com/2f9dh4kn)

A finales del siglo XX y principios del XXI, se descubrió que la metadona aumentaba la calidad de vida de sus usuarios, detenía la propagación de los virus del VIH y de la hepatitis C y estabilizaba incluso los casos más duros de adicción a los opioides. (tinyurl.com/3893jde6)

(Video) Caso Clínico - HVDA / Dr. Alberto Rodriguez

Por estas razones, la metadona se considera ahora uno de los estándares de oro en el tratamiento de la adicción.

Pero todavía hay preguntas: ¿Cómo se puede poner la metadona a disposición de las personas que la necesitan? ¿Y por qué es necesario el programa especial de clínicas de metadona en EE.UU., cuando otros países han liberalizado sus sistemas y han hecho que el medicamento sea accesible en las farmacias normales?

Las clínicas de metadona son un sistema de control social

El sistema de clínicas de metadona debe cambiarse de raíz. El sistema de clínicas de metadona -no la metadona en sí- es un sistema de control social.

Las clínicas de metadona atienden principalmente a personas de color y a personas que viven en la pobreza. Esto es importante porque reciben un tratamiento mucho peor que las personas que reciben el régimen alternativo de tratamiento asistido con medicamentos, la buprenorfina (Suboxone, Subutex, Sublocade, Zubsolv). Los que toman buprenorfina son en su mayoría personas blancas con seguro privado y se consideran más dignos de confianza que los que toman metadona. (jamanetwork.com, 8 de mayo de 2019)

Los doctores Dole y Nyswander querían que el tratamiento con metadona prosperara, porque consideraban que la adicción era una enfermedad crónica como la diabetes. Sin embargo, las clínicas se han alejado de esa ética al tratar a las personas con trastorno por consumo de opioides como “drogadictos” poco fiables. El sistema de las clínicas de metadona instituye rígidos controles sobre los negros y morenos y los blancos pobres, que aún no han podido dejar la metadona.

Las clínicas de metadona controlan casi todos los aspectos de la vida de sus sujetos. Las clínicas controlan cuándo entra un adicto y cuándo puede atender sus propias responsabilidades. Los pacientes no tienen la opción de saltarse la terapia de grupo y las actividades de grupo de la clínica de metadona, sino que deben asistir de acuerdo con las leyes de los estados.

(Video) ¿Qué hay de nuevo en el tratamiento de la adicciones en EEUU? Parte 2

Las horas a las que las clínicas de metadona permanecen abiertas y dispensan la medicación interrumpen las responsabilidades vitales que tienen los pacientes que toman metadona. Dado que las clínicas suelen abrir a las 5 de la mañana, los pacientes que tienen un trabajo suelen tener que compaginar su tratamiento con su trabajo, a menudo posponiendo su trabajo sólo para obtener su medicación.

Día tras día, el sistema de metadona requiere que la mayoría de los pacientes acudan una vez al día, siete días a la semana. Sólo durante la pandemia de COVID-19 esto ha cambiado. Durante el punto álgido de la epidemia, los programas de tratamiento con metadona pueden dar a sus pacientes estables 28 días de metadona. Pero se desconoce si estas normas relajadas continuarán cuando el COVID-19 retroceda.

La cadena de la industria de la adicción

En el marco del capitalismo, los adictos suelen pagar elevadas cantidades de dinero por el privilegio de participar en los programas de las clínicas de metadona. Se les agota el dinero cada vez que acuden a la clínica.

El precio del tratamiento con metadona para las personas que no tienen un seguro que lo cubra es otro eslabón del entramado de control y explotación de las clínicas de metadona. La industria de la adicción gana dinero a costa del sufrimiento humano: potencialmente más de 100 dólares por visita a la clínica.

Si un médico de atención primaria pudiera recetar metadona, el control y el beneficio sobre la vida del adicto se reducirían y éste podría reincorporarse realmente a la sociedad. Si la metadona se administrara bajo el cuidado de un médico de atención primaria, más personas que la necesitan podrían obtenerla, y más personas no tendrían que sufrir sobredosis y muerte por adicción.

El sistema de clínicas de metadona debería abolirse por completo. Los pacientes deberían poder obtener su tratamiento de sus médicos de atención primaria, en lugar de los vagamente llamados “especialistas en adicción”. Pero hasta que esto ocurra, ¿cómo se puede liberalizar la prescripción de metadona para los pacientes que la necesitan?

(Video) HHRC Webinar: Homelessness and Opioid Use Disorder: Best Practices for Whole-Person Care

Hacer permanente la relajación de la metadona y COVID-19

Un paso es aprobar en el Congreso la Ley de Acceso al Tratamiento de los Opioides para hacer permanentes las normas de dispensación de metadona relajadas de la COVID-19 y permitir que los pacientes reciban su tratamiento en una farmacia después de la inducción a un programa.

Otro objetivo es combatir el estigma que pesa sobre los consumidores de metadona. El sistema de clínicas de metadona permite imágenes estereotipadas de “drogadictos” que obtienen una dosis de metadona en la clínica. Fomentar la comprensión de que los pacientes de metadona son personas normales que reciben medicamentos para una enfermedad crónica de larga duración, como la diabetes.

Sin embargo, hay resistencia a los esfuerzos por liberalizar la prescripción y dispensación de metadona.

La Asociación Americana para el Tratamiento de la Dependencia de Opiáceos, que sirve a los intereses del sistema de clínicas de metadona, se opone incluso a las reformas más pequeñas. El grupo se opone a la OTAA porque, según sus palabras, provocaría un aumento del “desvío” o de la distribución ilícita de metadona.

Pero la razón por la que la metadona se desvía es porque la gente que la necesita no puede conseguirla debido a los obstáculos del sistema actual. Se exige a los pacientes que tengan opioides en su sistema, a pesar de que estarían en abstinencia para necesitar ese medicamento; se exige a los pacientes que acepten el asesoramiento, aunque no puedan reunirse debido a otras responsabilidades. De hecho, ¡es más fácil conseguir heroína, fentanilo y sus análogos en las calles que entrar en un programa de metadona!

Los marxistas -y los que están en recuperación- deberían trabajar por la liberalización de la metadona. La gente podría conseguir metadona sin que se les mirara como desventurados drogadictos. Las personas que buscan metadona se merecen algo mejor.

(Video) HHRC Webinar: Whole-Person Care for People Experiencing Homelessness and Opioid Use Disorder

FAQs

¿Qué controla la metadona? ›

La metadona es el agente más frecuentemente utilizado en los programas de abstinencia a opiáceos y mantenimiento con supervisión médica y es un analgésico efectivo para el alivio del dolor agudo o crónico. El tratamiento con metadona está estrictamente regulado debido a que induce la dependencia aopiáceos.

¿Qué consecuencias trae la metadona? ›

La metadona puede ocasionar problemas de respiración graves o que pongan en riesgo la vida, especialmente durante las primeras 24 a 72 horas de su tratamiento y en cualquier momento en que se incremente su dosis. Su médico le supervisará atentamente durante el tratamiento.

¿Qué personas usan metadona? ›

¿Cómo se usa la metadona? La metadona es un narcótico sintético (fabricado por el hombre). Es de uso legal en el tratamiento de la adicción a los narcóticos y como alivio a dolores fuertes, con frecuencia en casos de cáncer o enfermedades terminales.

¿Qué droga sustituye la metadona? ›

La naltrexona funciona en forma diferente a la metadona y la buprenorfina. No ayuda con los síntomas de abstinencia o sus ansias. En cambio, bloquea el efecto que normalmente se siente al tomar opioides. Por esto, se puede tomar naltrexona para prevenir una recaída, pero no como tratamiento para dejar los opioides.

¿Cómo afecta la metadona en el sistema nervioso? ›

Al unirse a los receptores del sistema nervioso central (SNC) inhibe las vías ascendentes alterando la percepción y respuesta al dolor, produce depresión del SNC. La metadona entra en los mastocitos y libera histamina mediante un mecanismo no inmunológico. Causa un síndrome de dependencia del tipo de la morfina.

¿Qué precio tiene la metadona? ›

El precio de venta promedio del medicamento Clorhidrato de Metadona es de $65.72 por cada 100, 10MG Tablet, pero puedes pagar solo $8.62 con la tarjeta de descuento para medicamentos de SingleCare para obtener un cupón para Clorhidrato de Metadona.

¿Qué droga hace más daño al cerebro? ›

Heroína. Con una puntuación de 3 sobre 3, la heroína es para estos expertos en farmacología la sustancia más adictiva por varios factores. Según su evaluación, este opiáceo hace que los niveles de dopamina (la llamada hormona del placer) en el cerebro aumenten en hasta un 200%, según demostraron diversos estudios.

¿Qué tan fuerte es la metadona? ›

El experto cree que no hay que olvidar que la metadona sigue siendo un opiáceo fuerte y con los mismos efectos farmacológicos de tolerancia y dependencia de la heroína y la morfina, pero supone muchos menos riesgos que los anteriores.

¿Qué pasa si estoy drogado y tomo leche? ›

Sin embargo, y sirva esta respuesta para desmitificar una de las afirmaciones más extendidas entre los consumidores de marihuana o hachís, en ningún caso la ingestión de leche varía los tiempos de eliminación del THC por parte del organismo.

¿Qué es más fuerte la morfina o la metadona? ›

La metadona puede ser hasta diez veces más potente en pacientes que reciben dosis diarias mayores de 500 mg de morfina que en aquellos que reciben menos de 100 mg de morfina diarios(14).

¿Cuánto tarda la metadona en salir del cuerpo? ›

Metadona
Farmacocinética
Biodisponibilidad40-80(-92)
MetabolismoHepático
Vida media24-36 h
19 more rows

¿Cómo es el amor de un drogadicto? ›

Estar enamorada de un drogadicto supone la pérdida del control propio, las ganas de ayudarle te consumen diariamente. Pero, la negación de la realidad por parte de tu ser querido y su abuso con las drogas no solamente le afecta a él o ella, sino que te involucra y repercute de manera directa.

¿Cuál es la droga que mata más neuronas? ›

El alto consumo altera en forma irrecuperable la función cerebral. No es una novedad que el abuso de cocaína a largo plazo genera trastornos como la epilepsia e incluso la muerte masiva de neuronas.

¿Cuál es el promedio de vida de un drogadicto? ›

Los adictos a la metanfetamina viven hasta una edad promedio de 38 años de edad, mientras que los adictos a la heroína no les va mejor, pues estos mueren en promedio a los 38 años de edad.

¿Qué remedio casero es bueno para dejar las drogas? ›

Remedios caseros para dejar las drogas
  • Evita comportamientos adictivos de reemplazo. ...
  • Reevalúa tus amistades y relaciones. ...
  • Cambia tu rutina. ...
  • Aprende a manejar el estrés. ...
  • Busca apoyo.
27 Jan 2022

¿Qué pasa si estoy drogado y me duermo? ›

Las drogas opioides naturales o sintéticas pueden causar somnolencia profunda, pero también pueden alterar el sueño al aumentar las transiciones entre las distintas fases del sueño (lo que se conoce como alteración de la arquitectura del sueño), y las personas que se encuentran en una etapa de abstinencia pueden ...

¿Qué medicamento es bueno para dejar las drogas? ›

Medicamentos usados comúnmente para tratar la adicción y la abstinencia
  • Metadona.
  • Buprenorfina.
  • Naltrexona de liberación prolongada.
  • Lofexidina.
10 Jul 2020

¿Cuánto tiempo dura el efecto de la metadona en el cuerpo? ›

La metadona es un opioide de efecto prolongado; tiene un efecto que dura hasta por 36 horas (si estás usando metadona no vas a tener síntomas de retirada durante este período) y puede permanecer en tu cuerpo durante varios días.

Videos

1. Enfermedad de Hansen Parte 2
(Dermig UR)
2. TAKING BACK WHAT’S OURS! – Episode 10. The United Kingdom and INPUD
(Drugreporter)
3. Depression 101
(McLeanHospital)
4. Developing a Top Quality Evidence-Base For Supporting Autistic People and Their Families
(NJ Autism Center of Excellence)
5. Adicciones: la epidemia del siglo XXI (Sesión Clínica Online)
(ISEP)
6. Counseling Specific Populations | Addiction Counselor Exam Review Episode 20
(Doc Snipes)

Top Articles

Latest Posts

Article information

Author: Aracelis Kilback

Last Updated: 12/21/2022

Views: 6301

Rating: 4.3 / 5 (44 voted)

Reviews: 83% of readers found this page helpful

Author information

Name: Aracelis Kilback

Birthday: 1994-11-22

Address: Apt. 895 30151 Green Plain, Lake Mariela, RI 98141

Phone: +5992291857476

Job: Legal Officer

Hobby: LARPing, role-playing games, Slacklining, Reading, Inline skating, Brazilian jiu-jitsu, Dance

Introduction: My name is Aracelis Kilback, I am a nice, gentle, agreeable, joyous, attractive, combative, gifted person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.